cheeseboard

En verano tus invitados se quedarán boquiabiertos con una tabla de quesos brillante y fresca.

El queso de cabra fresco y el brie Ile-de-France casan a la perfección con albaricoques, melocotones asados o frambuesas, que añadirán un delicioso contraste dulce y salado a la mesa.

No tengas miedo a incorporar un chorrito de aceite de oliva a tus quesos o aderezarlos con una pizca de hierbas, como cebolleta.

Una jarra de limonada sola o con menta para acompañar la tabla de quesos dará un toque más refrescante si cabe.